Qué analizar en una oferta de empleo

¿Qué analizar en una oferta de empleo para considerarla adecuada a nosotros?

A veces es dificil saberlo por exceso o por falta de información tanto en la propia oferta como en nuestro modo de hacer la búsqueda.

Tratar de comparar la oferta con nuestro perfil es lo primero que solemos hacer, pero hay datos pormenorizados a tener en cuenta.

Hablamos de ellos en este post.

Damos por hecho que nos conocemos y sabemos lo que queremos.

Esto dicho así parece pretencioso pero es el resultado de un proceso que ya habremos superado cuando estamos en este punto.

La contestación a una serie de preguntas tras esa reflexión previa nos ayuda a enfocar en el sector:

  • ¿Qué puesto busco?
  • ¿Qué empresa?
  • ¿Qué tareas conlleva? ¿Qué competencias se piden? ¿Tengo la destreza necesaria?
  • ¿Cuáles son las condiciones de trabajo del puesto?
  • ¿Qué nivel de responsabilidad se indica?
  • ¿Qué salario o qué franja salarial tiene o me interesa que tenga?

Cualquier duda habremos de consultarla en la entrevista

Por lo tanto, comprobar primero qué es lo que pide exactamente la oferta y qué es lo que buscamos en ella por nuestra parte, nos dirá lo que tenemos y de lo que carecemos.

Si investigamos encontraremos respuesta con independencia de lo anterior. Fuentes cercanas, personas que trabajan en ese sector o en la empresa, redes sociales, foros, networking, página web de la propia empresa.

Por ello es importante,

#1 Cribar la oferta

Saber distinguir una oferta fraudulenta de otra que no lo es. Si estamos en búsqueda de un primer empleo o prisa por encontrarlo a veces este asunto se pasa por alto.

Investigando online sobre la empresa. Si no encontramos nada relacionado podemos pasar a otra cosa. Más aún si nos piden que aportemos algún dato personal tan llamativo como una cuenta bancaria, por ejemplo.

Teniendo esto claro, pasamos a las

#2 Competencias: ¿las tenemos o las deseamos?

Si son adecuadas o tenemos que aprender o mejorarlas.

No basta con tener las competencias técnicas o hard skills; las habilidades blandas o soft skills, son valoradas sobre todo para los puestos con cierta responsabilidad.

Las primeras son fácilmente mejorables o actualizables a través de cursos de formación, reciclaje o el propio autoaprendizaje; de este modo adecuamos nuestro nivel de cualificación para el puesto.

Las segundas son mejorables preferentemente mediante la práctica. Por ello hacer las prácticas en entidades, empresas u organizaciones es positivo para desarrollarlas, ya sea en forma de participación en programas de empleo, voluntariado, o mediante la contratación directa.

Nuestro nivel de destreza será mayor o menor dependiendo de cuánto tiempo hace que ejercitamos esa tarea por última vez, por lo que siempre es importante saber qué nivel pide el puesto.

#3 Condiciones del puesto

Distinguir para deducir qué nivel de compatibilidad tenemos con el horario y distancia al centro de trabajo, qué beneficios sociales si los hay, posibilidad de compatibilizar o no con otro trabajo, posibilidad o no de promocionar.

La rutina de trabajo ¿es siempre la misma?. Puede llegar a ser tedioso ejercitar la misma tarea a diario si eres una persona creativa y te gusta innovar, o te aburre no poder cambiar de tarea, por ejemplo.

Qué tipo de contrato o relación contractual se aplica ¿régimen general ó autónomo?.

La cultura de empresa ¿qué protocolos conlleva que afecten al puesto?.

El teletrabajo ha llegado y parece que va a quedarse de un modo estable ya sea por si solo o compatibilizando con el modo presencial. A veces habrá que desplazarse a la sede de la empresa, que puede estar en otra ciudad. Este sería otro punto a tener en cuenta. Las condiciones deben estar detalladas en el contrato. La nueva ley así lo establece.

La posibilidad de incorporación inmediata. La disponibilidad puede sernos factible, pero ¿de modo inmediato?.

Es conveniente preguntarnos todo esto para evitar decepciones o malos entendidos.

#4 La experiencia

Las ofertas suelen incluirla.

También aquí es conveniente filtrar. Los años que piden también determinan el tipo de oferta.

¿Junior o senior?

Normalmente cuando se pide pocos años o ninguno y una considerable cantidad de tareas o conocimientos podemos pensar en desconfiar. Son ofertas poco realistas y que pueden esconder abusos en las prácticas de empresa, destinadas a personas que buscan su primer empleo o ignoran este modo de actuar.

Por el contrario cuando los años de experiencia y las tareas o conocimientos son acordes al puesto y al sector, podemos pensar en aplicar.

#5 Nivel de responsabilidad

¿Se trabaja de modo independiente o en equipo? Qué tipo de liderazgo es el que predomina.

Tanto si eres tú la persona que lidera como si eres liderado, conocer si tenemos esta competencia o no, qué tipo de jefe o de cultura de empresa nos interesa porque encajamos mejor con ella, es fundamental para sentir que estamos a gusto o que estamos integrados con su modo de trabajo; y en el caso de que seamos nosotros las personas que lideran, distinguir cual es nuestra metodología y saber aplicarla, conociendo a las personas que forman parte de nuestro equipo de trabajo, es esencial.

Los equipos de trabajo son cada vez más multidisciplinares cuando se trabaja por proyectos, con lo cual es necesario saber dar feedback y tener una actitud participativa para aportar mejoras en la toma de decisiones, lograr mayor fluidez en la comunicación, conseguir mayor autonomía de las personas integrantes de los equipos y evitar retrasos que mermen la productividad.

#6 Salario o franja salarial

¿Existe un convenio? ¿En qué franja salarial se mueve en relación al puesto?.

Cuánto deberíamos cobrar por nuestro trabajo, depende de muchos factores. No siempre se examinan todos los que son apropiados para cada puesto pero sí deberían ser tenidos en cuenta todos los que se requieren para ese puesto.

Si se cuantifica la experiencia para un puesto no tiene por qué hacerse para otro que no lo requiera, aún perteneciendo al mismo equipo de trabajo. Por tanto un traje salarial hecho a la medida de cada miembro del equipo sería lo ideal pero como esto no suele suceder, habremos de estar a la negociación o a la aceptación sin más, de las condiciones salariales que se nos ofrecen.

Otras veces no aparecen datos, habremos de esperar a la entrevista.

Gracias por leer y compartir.

Referencias:

trabajarporelmundo.org_12 habilidades blandas más valoradas por las empresas

sepe.es_Contratos de trabajo

capitalismoconsciente.es_Valores corporativos: ejemplos dentro y fuera de España

modelocurriculum.net_12 empresas que ofrecen teletrabajo en España

boe.es_Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia

modelocurriculum.net_Abuso en las prácticas de empresa: 6 señales de alerta que todo becario debe conocer

mites.gob.es_Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos

balcon40.com_¿Cuánto deberíamos cobrar por nuestro trabajo?

Photo by Alexander Sinn on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .