Marketing emocional y empresa socialmente responsable. La responsabilidad social corporativa también innova.

Este post surge a raíz de un vídeo publicitario con faceta social que vi recientemente en YouTube. El vídeo me ha impactado y emocionado a partes iguales.

Te cuento por qué.

En primer lugar vamos a verlo y a descubrir cómo está contada esta historia que a mi me ha parecido un ejemplo de construcción de una historia con un mensaje coherente.

O un cuento, como sus creadores la llaman.

Se trata de una campaña publicitaria que ha lanzado la empresa española Arcos para compartir sus valores como empresa socialmente responsable. En mi opinión, innovadora en contenido y modo de difundir su responsabilidad social corporativa.

Se acompaña del hashtag #YoTambiénSoyClara para promocionar estos valores. Dura 7 minutos, si no tienes tiempo ahora mismo, abajo te sigo contando.

Clara. Un cuento de Arcos.

El vídeo comienza con una chica que termina su jornada laboral despidiéndose de su jefe.

Es Clara, nuestra protagonista.

Él la despide hasta mañana, pero ella le responde que es su último día de contrato. Él ni siquiera recuerda que hoy es su último día, ni cuál es su nombre.

A continuación vemos escenas familiares de su llegada a casa, saludos a su madre y a su hijo, que la espera contento y le cuenta sus logros. Para celebrarlos van a cocinar su plato estrella.

Conversaciones entre ellos amenizan la velada y todo parece responder a un entorno familiar hogareño y confiable.

Sin embargo, la incertidumbre la acompaña a diario. La realidad laboral de Clara en lo que afecta a su seguridad y estabilidad profesional no es confiable.

Pero ella no quiere que su hijo perciba esa inseguridad… y siempre lo consigue.

A menudo responde a las preguntas de su hijo con la seguridad que le falta en su profesión.

Trabaja en empleos temporales con la ilusión de poder hacerlo un día en el que a ella le apasiona: la hostelería, como cocinera en un restaurante.

Este motor la mueve y es capaz de conseguir que esa ilusión sea una realidad en la imaginación de su hijo. De ese modo puede también serlo en la suya.

Y sabemos que un sueño siempre es el primer paso para construir cualquier realidad. Así que hace todo lo que está en su mano para no perderlo.

Entre otras cosas, aceptar empleos precarios porque necesita un sueldo.

Pero al tiempo, no pierde la esperanza y sigue en la búsqueda.

Hasta que unos días antes de Navidad alguien responde a esa búsqueda con una oferta para trabajar en la cocina de un restaurante.

Al fin se acerca al sector.

Clara no lo duda y se persona para comenzar a trabajar. Es un restaurante elegante con mucha actividad, donde Clara no para ni un momento.

Mientras vemos unas escenas con sus tareas reales en la cocina del restaurante, vemos otras en las que comparte momentos con su familia, donde responde a las preguntas que su hijo le hace sobre su nuevo trabajo.

Ella le responde imaginando las que realmente haría como cocinera. Así su hijo es feliz y ella no pierde la esperanza.

Llega su último día de contrato. De nuevo toca despedirse de su jefe, que ni siquiera recuerda que hoy es su último día, ni cual es su nombre. Pero se despiden amablemente con la consigna de volver a contactar si surge otra oportunidad.

Clara se queda sola finalizando su jornada, pero antes de salir observa los cuchillos de cocina.

Al momento piensa en su plato estrella, aquel que tanto le gusta cocinar con su hijo.

Así que manos a la obra, se pone a cocinarlo.

Finalmente lo deja tapado con una servilleta y una tarjeta colocada encima, donde se despide y da las gracias por el empleo.

Llega a su casa y es recibida como siempre por su madre e hijo, que le cuenta sus novedades en el cole. Suena el teléfono.

Su madre le pasa la llamada. Es su último jefe, que la llama sorprendido por el plato que ha dejado cocinado. Su plato estrella.

No quiere perder la oportunidad de trabajar con ella, de que le enseñe a cocinarlo, de aprender de ella. Está entusiasmado.

Sin dudarlo le propone contratarla de nuevo, esta vez sin tiempo límite.

¿Cuáles son los valores que comparte el vídeo?

En mi opinión, son muchos y variados.

En cuanto a Clara:

Clara es una persona que lleva consigo y aplica a cada puesto de trabajo que ocupa unas

#1 Competencias transversales, habilidades blandas o soft kills:

  • La resiliencia (Clara soporta todos los vaivenes en su proceso de empleabilidad y los supera, saliendo fortalecida)
  • La empatía (Clara es capaz de ponerse en el lugar de lo que su hijo piensa, y le responde con lo que a él le gustaría oír y a ella ver realizado)
  • El trabajo en equipo (Clara trabaja en diferentes puestos y con diferentes personas con actitud colaboradora)
  • La flexibilidad (Clara se adapta a diferentes modos de trabajo en cada equipo y a horarios diversos)
  • La polivalencia (Clara es capaz de ejecutar distintas tareas con efectividad)
  • La proactividad (Clara quiere resolver la inseguridad de un futuro laboral incierto y traza su plan de acción)
  • La adaptación al cambio (Clara se ajusta a las circunstancias y al entorno en cada puesto)
  • La actitud para el aprendizaje continuo (Clara aprende los sistemas de trabajo de cada empresa)
  • La actitud resolutiva y el liderazgo (Clara lidera su empleabilidad, es dueña de su propio proceso porque no abandona su objetivo final)

Además Clara siempre lleva consigo y nunca olvida su

#2 Propuesta de valor y competencias técnicas:

Clara tiene un plato estrella, una propuesta de valor que la motiva a diario para no olvidar cuál es realmente su objetivo laboral: ser cocinera en la plantilla de un restaurante.

El vídeo muestra esta metáfora muy sabiamente, visualizando esa propuesta de valor de Clara, que toma la forma de su plato estrella.

#3 Positivismo:

El vídeo transmite con mucho acierto un mensaje positivo.

En medio de la incertidumbre o entorno VUCA del mercado de trabajo, Clara tiene un plan de acción, que sigue firmemente y que se manifiesta en el vídeo de manera sutil cuando nos muestra los trabajos temporales que va realizando, en tanto mantiene en marcha su plan para lograr su objetivo de ser cocinera.

Su hijo la mantiene motivada y en actitud positiva, aparece como su pinche en la cocina, un pinche que la pincha constantemente con sus preguntas y la mantiene enfocada sin él saberlo, en su objetivo de ser cocinera.

Para ella trabajar en algo que no es su prioridad es un reto, se sale de su zona de confort, pero lo hace porque sabe que ello le permite mantener su economía mientras llega su momento.

El mercado laboral español, como sabemos, tiene altos índices de temporalidad según las estadísticas e informes de los organismos públicos. Tener la capacidad de sobreponerse a tantos altibajos laborales no es tarea fácil, y mantener una actitud positiva es muy necesario.

Por otra parte y relacionado con esto,

En cuanto al último jefe de Clara:

Responsabilidad social corporativa (RSC)

La responsabilidad social de las empresas ayuda al fomento del empleo de calidad y puede suponer la puesta en marcha de medidas innovadoras en materia de recursos humanos, mediante las que se fomente, por ejemplo,

  • la formación continua
  • la conciliación
  • la flexibilidad horaria
  • la promoción interna
  • la igualdad
  • la gestión de la motivación

como elementos claves y diferenciadores que definan a una organización.

Pues bien, de nada sirven estos elementos diferenciadores sin un líder, o personal directivo que las ponga en marcha.

El el vídeo el último jefe de Clara transmite unos valores de liderazgo:

El suyo es un liderazgo innovador, creativo y apasionado porque es capaz de transmitir:

  • Como creativo ha visto talento en Clara, ha descubierto a una igual que tiene un plato estrella que a él le ha enganchado (la propuesta de valor de Clara).
  • Como innovador, ha sabido romper los cauces formales y hacerle una oferta atractiva a tiempo.
  • Como apasionado por su trabajo, lo ha hecho con el entusiasmo de una persona apasionada por su proyecto, que está abierto a aprender de cualquier persona que le pueda aportar valor.

Por tanto y volviendo a la responsabilidad social objeto del vídeo,

Una herramienta de difusión como este vídeo, es un medio visual diferenciador que puede suponer un primer paso en la estrategia de creación de un plan de responsabilidad social corporativa.

Un paso, por pequeño que sea, siempre es un comienzo.

Además de esto, el vídeo como elemento transmisor de todos estos valores, me ha parecido muy ilustrativo para mostrar estas competencias en cualquier proceso de empleabilidad, y para ejemplificar en itinerarios de formación para el empleo, orientación laboral y recursos humanos.

En tu caso ¿Cómo entiendes esta responsabilidad social de la empresa? ¿Te ves reflejad@ en los valores de Clara o de su jefe?

Puedes comentar tu experiencia para sumar.

¡Gracias por leer y compartir!

Foto de Negocios creado por freepik

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .